Un Blog con las puertas abiertas de par en par, a la vida, a la tolerancia,a la defensa de nuestros valores, a los sentimientos, y a los buenos sueños.......

sábado, 13 de diciembre de 2008

¡"QUE COMAN PASTELES"!



Tras un montón de días sin salir... Mi vecino acudía al Centro de Salud del barrio,se quejaba de inestabilidad al andar y le atendió un médico Zambiano.
Decía que el mundo se está convirtiendo a pasos agigantados en una aldea global... y que daba gracias, por haberle ayudado una persona que había nacido un una "porrillá" de kilómetros d Madrid.
-Y qué hacen ahora, los enfermos de Zambia,a los que atendía antes de venir aquí?
-Supongo que irán a otro médico- le contestó su hija.
-Claro, tú estás acostumbrada a que no te falte de nada,tienes como una venda en los ojos que no te deja ver cómo viven los pobres. Me haces acordarme de la reina Maria Antonieta, que cuando le dijeron que se habían amotinado los parisinos por no tener pan contestó:"¡QUE COMAN PASTELES"!.
Como la mejoría la sentía por momentos con la medicación que le había pautado el médico Zambiano, empezó a buscar información sobre ese país .
De los 700 médicos que se han formado en Zambia, sólo quedan 50 después de su independencia, con lo cual si yo doy gracias a Dios por haberlo puesto en mi camino, los Zambianos tendrían muchos motivos para maldecirle.Su hija, perpleja ante el razonamiento de su ancianísimo padre, reflexionaba ante tan sabia conclusión:

-Entonces,¿ crees que debemos orgullecernos...de esa tarjeta que han creado los ministros de trabajo de la Unión Europea para atraer aún más inmigrantes con gran cualificación profesional... porque esto haría aumentar mucho más los problemas de muchos países... no es así?.
-Por supuesto que nó- contestaba el padre. Se ha establecido en el mundo, un tipo de economía, que lo que hace es empeorar aún más la situación de los que menos tienen.
Vaya con la globalización, hija... cuánto bien y cuánto mal se puede hacer.
Yo estoy totalmente de acuerdo y suscribo una a una estas palabras de Ghandi:El verdadero
progreso social, no consiste en aumentar las necesidades, sino en reducirlas voluntariamente;
pero para eso lo único que hace falta es ser humildes.


Yo también estoy de acuerdo. Rosa.

22 comentarios:

Cornelivs dijo...

Estoy sorprendido y emocionado, Rosa, pues compruebo que tengo contigo una sintonia de pensamiento bastante fuerte.

Comparto tu post y el espiritu que desprende. Al cien por cien.

Y como punto final, la frase de Gandhi...que siempre me toca en el corazón. Gandhi es para mi una de las grandes luminarias que han iluminado al mundo con su mensaje, Rosa.

Siempre me emociona leerlo y recordarlo.

Un beso, amiga...y feliz domingo!.

Rosa dijo...

Gracias Cornelius...me dí cuenta en el momento que entré en tu Blog.
Hay cosas que te he leído, y he pensado..."jopé,esto también lo he sentido yo y de la misma manera".

Un abrazo.

Arwen Anne dijo...

Y yo también estoy de acuerdo. La verdad es que es un post este muy interesante, como todos los tuyos que he leido hasta ahora.

Que coman pasteles, bonita idea, pero si no tienen dinero para comprar pan...¿cómo lo van a tener para comprar pasteles? Desde luego, vaya manera de sacudirse el polvo. Pero como esa hay muchas otras, demasiadas en este mundo.

Reducir las necesidades de cada uno, depende de la persona, lo malo, es que a veces, se tienen tantas y tan pocas ayudas, que no se sabe de que desprenderse. Y de todos modos, ¿cómo te vas a desprender de algo que no tienes?

Rosa dijo...

Así nos vá...las necesidades nos las creamos nosotros mísmos, no crees?
Cuanto más dinero tenemos, más necesidades nos creamos.

Un abrazo. Me encanta leerte.

anapedraza dijo...

¡Hola Rosa!

Me ha encantado tu post, lamentablemente es así, nos quejamos muchas veces sin sentido. Tal vez la crisis que está y que será todavía peor nos haga algo más solidarios y/o humanos.

Saludos!

MIGUEL

Rosa dijo...

Gracias Miguel, por entrar a opinar en mi blog....
Dicen los entendidos, que la crisis aún está por llegar!.
Entre todos podemos hacer algo!, si se puede soñar... porqué no lo podemos hacer real?

Saludos!

Consuelo Labrado dijo...

Estupendo post, Rosa, la anécdota de María Antonieta ya la conocía pero has sabido aplicarla con gran acierto en estas líneas de gran reflexión, tienes toda la razón del mundo y creo que una buena dosis de humildad nos beneficiaría a todos y cada uno de nosotros. Un beso

Rosa dijo...

Si Consuelo, es lo que falta: HUMILDAD... de lo contrario estamos sobrados.

Un abrazo.

Luisa Arellano dijo...

Me ha gustado mucho, Rosa, nos han machacado tanto con publicidades y otras gaitas que nos hemos creado unas necesidades desorbitadas y totalmente superfluas. Y mientras nosotros consumimos otros se quedan sin médicos, sin comida, sin futuro. ¡qué triste!

Un abrazo solidario.

lys dijo...

Lo he pensado a veces, si se van de sus países buscado una vida mejor, qué vida dejan detrás? No se puede criticar a nadie por intentar mejorar y sin embargo... da qué pensar.

Un beso.

BIPOLAR dijo...

Esta María Antonieta todo lo que tenía de bella lo tenía de escasa de raciocinio..

-Señora... que no pueden pagarse los pasteles..
-Bueno, que compren caviar que es nutritivo...

Quizás es un problema de tapones de cera... (encima guarra)... que les pasa esto a muchos ahora

Rosa dijo...

Luisa,es lo que tiene la Globalización...muy bueno para algunos países y de pena para los más pobres.

Un abrazo.

Rosa dijo...

Lys,esa es la "pena", que se tenga que dejar la familia, el país y desarraigarte para mejorar... ¿mejorar?, no sé.

Rosa dijo...

Dicen que Maria Antonieta, era espectacular de bella... y yo opino como tú, espectacular de tonta.
¡Bastante le importaba a ella que no comieran pan!!!
Un abrazo.

Antònia P. dijo...

Rosa, he pasado por aquí para desearte unas felices fiestas.
Suscribo tu post palabra por palabra. El derecho a la salud no debería ser sólo patrimonio de unos pocos.
También los médicos saharauis emigran para ¿mejorar?
Besos.

Rosa dijo...

Antònia,menos mal que has aparecido!. ¿Sigues con los mareos?. Hija, ponte bien...
Te mandaré un correo. Te tengo que contar muchas cosas.
Un abrazo.
Para Ceci otro.

María Marín dijo...

Y es una buenísima reflexión, pero estamos a años luz de esta utopía. Pero bueno, seguimos en el intento!

Besos!

Rosa dijo...

María...seguimos!.

Un abrazo.

Amig@mi@ dijo...

Tanta gente en paro, tantos puestos deseando ser vubiertos y tantas y tantas pegas para cada paso que se da...
Vivimos en una total incongruencia.
Un beso

Rosa dijo...

Con lo fácil que pueden llegar a ser las cosas.... y qué difíciles las hacemos por Diosssssss.

Un beso Amig@mi@.

Letizia dijo...

Parece que oigo otros latidos por aquí dentro. ¿Estaré embaraada del varón?

Besos de Princesa

Rosa dijo...

Sólo hay una manera de saberlo Alteza...se lo imagina?.

Besos.