Un Blog con las puertas abiertas de par en par, a la vida, a la tolerancia,a la defensa de nuestros valores, a los sentimientos, y a los buenos sueños.......

martes, 17 de marzo de 2009

Sin voz....

He leído en varios Blogs, grandes vidas de personas discapacitadas físicas.
Me han hecho pensar y mucho.
Esta mañana, cuando llevaba mis niños al colegio, parados en el semáforo, hemos visto a un niño sordomudo, que hablaba con gestos a su madre. Mis hijos, con mirada expectante, no se perdían ni un detalle.
Quizá a este niño, cualquiera de nosotros le podemos poner nombre... porque es un niño de vuestra familia, o el hijo de algún amigo, también un alumno de vuestra escuela, y por qué no, un compañero d trabajo, un artísta, un marginado de la calle,o un amante de la vida.
Los niños sordos, no pueden oír ningún sonido ni pueden expresarse con palabras. Pero tienen agudizados otros sentidos : ven con los oídos y hablan gesticulando. Su música favorita seguro que es las muestras de afecto, y sobre todo el amor.,y juega, y ríe y llora.
Mi tío Chencho... una meningitis le dejó sordomudo , y hoy me he acordado especialmente de él.
Era cariñoso, desconfiado, a veces gruñón... pero muy muy reflexivo., no sabía de palabras vacías. , y ni su corazón era sordo, ni muda su inteligencia.
Un sordomudo, entiende muy bien el calor de un beso, la ternura de las manos cuando acarician porque su lenguaje es universal y todos entendemos.
Vivió y murió en silencio....hace 3 años que murió con 54 años, y hoy me he acordado de una manera muy especial de él.
Ahora, yo me pregunto...¿ acaso no estamos aún más sordos nosotros, desde el momento que no oímos o no queremos oir a los que no tienen voz y gritar con palabras tanta injusticia callada?

33 comentarios:

joselop44 dijo...

Pues sí, muchas veces somos nosotros, los que se supone que somos "normales", los que no aprovechamos nuestras capacidades, y lo que es peor, los uqe muchas veces preferinos no ver, no oir y callar.
Saludos

Francisco O. Campillo dijo...

Es cierto, Rosa, tenemos que aprender a escuchar para no caer en la peor de las sorderas.
Un abrazote solidario.

Mary Lovecraft dijo...

No he visto personas más expresivas que las sordo-mudas. De verdad me resulta una delicia verles en una conversación diciendo tantísimo con el silencio como compañero.

A veces los que "oímos" deberíamos pararnos un poquito y pensar en todo ello.

un beso guapa, que tengas un muy feliz día.

silvo dijo...

Rosa, tengoo una sobrina con síndrome de Dawn y te aseguro que es la mejor deportista de la familia, campeona de España de natación mariposa y la que más me quiere, y lo demuestra, una maravilla Rosa.
Un abrazo

Alijodos dijo...

estas en lo cierto querida rosa. los que no pueden oir ni ver aciertan a desarrollar otras capacidades y oyen y ven a la perfeccion, a su manera....simplemente por que querer es poder y ellos, doy fe, pueden...y sin embrago los que pueden no quieren y deben....es triste...un beso solidario...

Consuelo Labrado dijo...

No hay peor sordo que el que no quiere oír. Reconozco que no es fácil vivir con una discapacidad pero no es menos cierto que ahora hay una serie de "ventajas" y oportunidades que hace unos años eran impensables. Mi madre se quedó coja a los tres añitos debido a la poliomielitis y ni para trabajar en una fábrica dónde la labor se hacía sentada la querían porque no admitían personas con defectos físicos. Podría contar y no parar pero ya no hay remedio para todos los desprecios que ha sufrió. Gracias a Dios no hay mal que cien años dure y mi padre fué su mejor "muleta" con todo su amor y sus hijos la adoramos y al resto del mundo solo les digo que no saben lo que se han perdido. Un beso

DianNa_ dijo...

Pues nena, genial reflexión, gracias.

Mil besos, guapa.

Pd: los bocatas hace rato que no paran de comerlos!!

Gara dijo...

No hay peor ciego q aquel q no quiere ver, ni peor sordo q aquel q no quiere oir.

Una gran reflexión.

Besos

Ruben dijo...

Buenas Rosa. Tu reflexión hace reflexionar, y eso es maravilloso. Yo, despues de leerte he llegado a una conclusión. Muchos de los que somos videntes, no vemos, ignoramos a aquellos que han perdido el mas excelso de los sentidos; no oímos a los que gritan entre silencios una misma igualdad de oportunidades, una mayor integración social. Somos nosotros los mudos, somos muchos los sordos, y muchos seguiran sin ver las respuestas.

Un beso

Amig@mi@ dijo...

Rosa,
siempre se dijo que no hay peor sordo que el que no quiere oír, y que cierto es.
A veces nos tapamos los oídos y nos convertimos en sordos voluntarios... pero TODOS.
Buena Reflexión
Un beso

lys dijo...

El lenguaje de signos debería ser obligatorio en el colegio porque ya que estudiamos otros idiomas para comunicar, por qué no empezar por uno que es internacional y empezamos por casa?

Hermosa reflexión.

Te dejo un beso

Cornelivs dijo...

Sin tiempo para leerte, querida amiga, solo me paso para darte un abrazo! (Al final de semana creo que estaré mas libre.) Un beso.

Cornelivs dijo...

Sin tiempo para leerte, querida amiga, solo me paso para darte un abrazo! (Al final de semana creo que estaré mas libre.) Un beso.

Luisa Arellano dijo...

También yo conozco y he conocido a algua persona sorda y eran personas, normales a más no poder... lo único que les faltaba era la parte de normalidad que los demás les quitamos.

Se ha avanzado mucho en cuanto a los medios y ayudas para las personas con esta´u otrass minusvalías, pero aún queda mucho camino que recorrer.

Gracias por hacernos pensar y reflexionar.

un beso.

Alijodos dijo...

rosa me alegro de que te hayas reido...yo tambien he disfrutado....gracias por este ratode verdad...un beso niña...

Antònia P. dijo...

Rosa, uno de mis yernos tiene lo que parece que se llama "horror vacui" lo cual quiere decir que si por la noche te levantas para ir al baño y enciendes la luz una radio se pone en marcha pegándote un susto de muerte. He pensado en él al leer tu entrada.
Por otra arte , de pequeña conocí a una vieja sordomuda que vivía en el pueblo. Cuando nos encontrábamos siempre preguntaba por mi madre, por mi padre por toda la familia, con unos gestos propios que todo el mundo entendíamos. Era muy inteligente.
He tenido también un alumno con una grave deficiencia visual (su madre pasó la rubeola estando embarazada) Te aseguro que es un cantante estupendo y un gran melómano. La naturaleza compensa siempre la deficiencia de un sentido agudizando los otros y también tuve una alumna sordomuda que sólo te enterabas que lo era cuando le hablabas a la espalda. Era inteligentísima. Después se marcharon del pueblo y le perdí la pista.
Un beso fuerte.

DianNa_ dijo...

Te leia, ya no, pero veo tu nick alli

Rosa Cáceres dijo...

Rosa, muy emotiva reflexión la que haces. Creo que todos entendemos el lenguaje del tacto, empezando por los niños, que necesitan ser abrazados estrechamente por sus padres, hasta culaquier adulto, por frío que aparente ser. Todos somos en el centro de nuestro corazón, niños; a veces, en momentos duros, niños desvalidos, necesitados de consuelo. Aunque supongo que una traba como la sordomudez debe hacer más vulnerable a la persona en cuestión. En nosotros está el ofrecer el abrigo de nuestro afecto.

beker dijo...

No se escucha no que no se quiere, no se ve lo que tapan nuestros propios ojos, saludos.. interesante reflexión

Allek dijo...

que maravilloso es poder contar con alguien.... es una fortuna...
saludes..

Prometeo dijo...

Piensa que ese tipo de sordera es, en muchos casos, una bendicion. hay mucho para oir y no callar y mucho para no oir, es el complejo del avestruz ante el peligro pero que le salva muchas veces. Es tambien lo de la vision ciega, ciegos para algunos actos o cosas. En fin....un fuerte abarzo.

PABLO LABRADO dijo...

Hay personas con deficiencias físicas que nos dan más de una lección diaria a cualquiera de nosotros. Mis felicitaciones por tu maravilloso blog lleno de solidaridad y ternura. Un abrazo Rosa

Alijodos dijo...

tienes premio en mi blog...un beso rosa...

Jaime Riba dijo...

holaaa! diuss! madre mia que semana he tenido... T.T por eso no me he podido pasar por tu blog eh?? xD pero ya estoy aquí firmandoteee! :D me encanta el post de hoy! ^^besos! hablamos!

bilbo dijo...

Un ciego caminaba entre las jaimas del campamento una noche muy oscura con un farol encendido. Alguien se le acercó y le dijo que porqué llevaba el farol si era ciego. "Yo sé por donde voy,llevo el farol para que otros vean el camino"
Un saludo Rosa

sedemiuqse dijo...

El lenguaje universal es el del alma.
Besos y amor
je

Psiko dijo...

Si que hacemos oídos sordos ante todos los que sufren cualquier minusvalía.

Besos de finde guapa

Shadowilla dijo...

Hola que tal, nos conocimos en el blog de la vampira Dianna (espero no te moleste, te agregué a mi lista de blogs)

Es cierto, muchas veces hasta que no estamos en un caso cercano somos ciegos, sordos, más que todo, insensibles a tantas injusticias hasta que algo nos sucede a nosotros que nos recuerda tales cosas.

Lo supe yo por experiencia propia cuando mi padre se accidentó casi 10 años atrás en su trabajo y quedó tetrapléjico. De ahí que como familia somos más 'sensibles' con quienes están a nuestro alrededor, tratando de nunca ser menos, pero nunca tampoco ser más que el que está al lado, y que las injusticias está en uno como persona evitarlas....y el luchar contra esas injusticias lleva también el no cometerlas.

Un saludo,

José Luis.

moderato_Dos_josef dijo...

Un post loable y maravillosos dentro de un blog espléndido. como deseo volver por aquí me llevo tu link y me apunto a tus seguidores. Un abrazo de josef!

Rosa dijo...

Muchísimas gracias a todos por vuetros comentarios...
Queda todo dicho: No hay más sordo que el que no quiere oír, y nuestra solidridad con los discapacitados.
Muchos abrazos.

Sísifo de Éfira dijo...

Un amigo mío, ciego él, me decía con frecuencia que desde que perdió la vista era capaz de ver más lo que hay en el interior de las personas. Qué ironía, me decía, que haya que perder la vista para ver.

Sade dijo...

Hola.. yo no soy sorda, pero he estado durante 7 meses la lengua de signos con la que se comunican. No son sordomudos, solamente sordos.
Pienso que todo el mundo debería saber lo más elemental del lenguaje de signos y debería enseñarse en las escuelas desde pequeños, porque sino su integración es super complicada.
A veces, como tú muy bien dices... los oyentes somos más sordos, porque no queremos oir.
Precioso tu blog.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Romanos 10. Si confiesas con tu boca que Jesucristo es tu Señor y crees en tu corazón que Dios lo levantó de los muertos, serás salv@.